BoletínNoticias de la Iglesia

Los templos de varias zonas de la diócesis vuelven al aforo de un tercio por la mayor incidencia del coronavirus

pautas sanitarias 23 octubre

La Comunidad de Madrid ha anunciado la aplicación de restricciones de movilidad hasta el 18 de enero, dentro de la diócesis de Madrid, en las zonas básicas de Virgen del Cortijo (distrito de Hortaleza), en la capital, y de Marqués de la Valdavia y Alcobendas-Chopera, en Alcobendas, así como en los municipios de Torrelodones y Hoyo de Manzanares.

En la diócesis de Getafe las restricciones se amplían a las zonas básicas de Las Olivas y Aranjuez, en Aranjuez, y a los municipios de Ciempozuelos y Navalcarnero; mientras que en en la diócesis de Alcalá ahora alcanzan a las zonas de Los Alperchines y San Fernando, en San Fernando de Henares, y a los municipios de Algete, Mejorada del Campo y Villarejo de Salvanés.

Asimismo, hasta el 11 de enero, las restricciones se mantienen en Andrés Mellado (Chamberí), Sanchinarro (Hortaleza), Aravaca (Moncloa-Aravaca) y General Moscardó (Tetuán) de Madrid, así como en las áreas de La Moraleja (Alcobendas) y Reyes Católicos y V Centenario (San Sebastián de los Reyes), todas en la diócesis de Madrid. También en las zonas de Felipe II y Alcalde Bartolomé González (Móstoles) y Getafe Norte (Getafe) de la diócesis de Getafe. 

En estas zonas de mayor incidencia del coronavirus el aforo de los templos no puede superar un tercio, mientras que en el resto de la región queda en un 50 %.

En la web de la comunidad puede consultarse el Boletín Oficial con las medidas, así como un mapa interactivo con las zonas.

Por la salud de todos

En este contexto, el Arzobispado recuerda que en todos los lugares de culto es obligatorio el uso de mascarillas, las pilas de agua bendita continúan vacías y se ofrece gel desinfectante.

Además, el facultativo gesto de paz ha sido sustituido por uno sin contacto; la comunión se recomienda en la mano; se evitan los coros, reduciendo la música a un solo cantor; no se distribuyen hojas parroquiales ni ningún otro objeto, y el cestillo de la colecta no se pasa durante el ofertorio, sino a la salida de Misa.