BoletínFamiliaNoticias parroquiales

9 ideas para aprovechar las vacaciones en familia

Está siendo un año complicado para todos. Sin duda, necesitamos un descanso. Es probable que, dadas las circunstancias, no todas las familias vayan a disfrutar de vacaciones este año o al menos estas sean diferentes de lo habitual. Sin embargo, el verano es siempre una época diferente del año y hay que saber aprovecharlo.

Hemos querido proponer una serie de ideas a las familias jóvenes de la Parroquia de la Presentación de Nuestra Señora para que aprovechen bien este verano y estas vacaciones. Siempre van a existir lugares para visitar y planes para realizar, pero lo que no regresará es el tiempo de calidad para convivir, educar a los hijos y mejorar la vida familiar desde una perspectiva cristiana.

Aquí van las 9 propuestas:

  • Cuidar los horarios: aunque estemos de vacaciones y los horarios sean menos exigentes, es importante fijar unos hábitos, un plan de actividades, con una cierta flexibilidad, pero que nos ayude a aprovechar bien el tiempo.
  • Hacer actividades en familia: aunque cada uno tenga sus gustos y sus preferencias en los planes, es importante encontrar tiempo para hacer actividades todos juntos: pasear, ir en bici, hacer excursiones, ver películas, etc. Interesante también añadir una pequeña agenda cultural que no tiene por qué ser aburrida si se elige y se prepara bien: estudia las posibilidades culturales de tu zona y visitad algunos museos, monumentos o exposiciones.
  • Disfrutar de la creación: el verano siempre es una buena ocasión de disfrutar de la naturaleza. Nos gusta hacer fotos de bellos paisajes y compartirlos con nuestras familias y amigos para que se sorprendan con los hermosos lugares que estamos visitando. ¿Nos paramos a pensar que el Señor hizo esos paisajes y lugares para que nosotros los veamos y le demos gloria?  La naturaleza nos ayuda a descansar y conectar con Dios.
  •  Un buen uso del móvil: si queremos desconectar en verano, lo primero es desconectar un poco del móvil, aunque no del todo… úsalo para hacer fotos, para localizar lugares a visitar  y para conectar con Dios, ya que tenemos miles de recursos digitales a nuestro alcance empezando por la web de la Parroquia: https://lapresentacion.es/, siguiendo por aplicaciones católicas: aplicaciones católicas para el móvil  , y también lo necesitaremos para localizar las Misas en el lugar dónde nos encontremos. 
  • Disfrutar de una buena película o un buen libro: es un buen momento para leer o para ver una película en familia. Podemos revisar previamente el contenido y la valoración moral en la web: http://almudi.org
  • Visitar a familiares y personas necesitadas: Durante el curso, bien por falta de tiempo o por distancia, en ocasiones es difícil visitar a la familia: abuelos, primos, tíos… Además, también pueden hacerse visitas a personas enfermas o más necesitadas.
  • Tomarse un tiempo para charlar, perdonarnos y apoyarnos: Las prisas y tensiones de la vida diaria, los pequeños conflictos, suelen dejar algunas heridas en nuestras familias, en la relación con nuestros hijos, en nuestros matrimonios. Es buena idea tomarse un tiempo de intimidad para conversar, perdonarnos y sanar esas heridas. Tomarse ese tiempo sin el apuro de los quehaceres diarios seguro será provechoso.
  • Visitar una Iglesia no es solo turismo religioso, es visitar a Jesús: Para los católicos entrar a una Iglesia en ciudades turísticas es parte obligada del tour. Las Iglesias, hasta las más sencillas, tienen una belleza especial. El turismo religioso está muy bien, pero cuando visitamos una casa hay que visitar y estar con el anfitrión.
  • Practicar la gratitud: el ambiente relajado del verano es perfecto para impulsar el agradecimiento, que a veces con las prisas podemos olvidar. Saber dar las gracias a los demás por los detalles, por los planes o por haberlo pasado bien juntos. Y sobre todo dar gracias a Dios por estar bien y estar juntos.

Familias jóvenes

¿Tienes niños? ¿Te interesa saber cómo educarlos cristianamente? ¿Y cómo mejorar en tu vida familiar? ¿Te gustaría tener una fe más fuerte y saber transmitirla mejor? Únete al grupo de Familias Jóvenes de la parroquia, y encuentra un oasis donde donde redescubrir el tesoro de ser Iglesia doméstica y donde compartir tu fe con otras familias en tu misma situación.