Noticias parroquiales

Vida parroquial durante la emergencia

Queridos feligreses:

En estos días de confinamiento debido a la pandemia por coronavirus, la parroquia ha adaptado sus horarios y modos de atender para seguir estando cerca de vosotros. Por ello, os informamos de que:

Misas y Adoración Permanente

Por disposición del Sr. Cardenal, se ha suspendido el culto público en toda nuestra Archidiócesis. Por eso celebramos la Eucaristía todos los días a puerta cerrada, ofreciéndola por todos vosotros y vuestras intenciones, por los enfermos, por los que los cuidan y por las autoridades.

Además, se ha suspendido la Adoración Permanente en nuestra parroquia.

El mismo Sr. Cardenal, haciéndose eco de la recomendación de la Conferencia Episcopal Española, os pide que sigáis las misas por televisión, radio o internet, y recuerda que todos los fieles cristianos de la Archidiócesis de Madrid están dispensados de la asistencia a la celebración dominical.

Apertura del templo

Nuestro templo permanece abierto de 11:00 a 13:00 y de 17:00 a 19:00.

Sacerdotes

Los sacerdotes siguen estando a vuestra disposición. Os atenderán en el teléfono 914390174 o en el correo info@lapresentacion.es y presencialmente en caso en que sea necesaria la administración urgente de algún sacramento.

Despacho parroquial 

El despacho parroquial sigue atendiendo de forma no presencial los lunes, miércoles, jueves y viernes de 18:00 a 19:00 en el teléfono: 914390322 o en el correo: despacho@lapresentacion.es

Cáritas

Cáritas también sigue atendiendo de forma no presencial los jueves de 17:00 a 19:00 en el teléfono: 914390322 o en el correo:
caritas@lapresentacion.es

Catequesis y formación

El equipo de pastoral digital de la parroquia está trabajando intensamente para acercaros formación y recursos a vuestros hogares por medio de Internet. Por eso os pedimos que entréis en la página web lapresentacion.es y os suscribáis para recibir las noticias de la parroquia

Por último, os recordamos que los cristianos vivimos confiando en los planes de Dios, que siempre son los mejores para nosotros. Dejándonos abrazar también por los brazos maternales de nuestra Señora la Virgen en su Presentación.