BoletínNoticias de la Iglesia

Los templos de cinco zonas de la diócesis no podrán superar un tercio del aforo en Semana Santa

pautas sanitarias 23 octubre

Por la evolución de los contagios, la Comunidad de Madrid ha anunciado que, a partir del próximo lunes, 29 de marzo, dentro de la diócesis de Madrid mantendrá las restricciones de movilidad en Navacerrada y las zonas básicas de Valle de la Oliva (Majadahonda), Núñez Morgado (Chamartín, Madrid) y Virgen de Begoña (Fuencarral-El Pardo, Madrid), al tiempo que incorporará la zona de Vicálvaro-Artilleros (Vicálvaro, Madrid).

Asimismo, ha adelantado que perimetrará Chapinería, Navas del Rey, Villanueva de la Cañada y Torrejón de Velasco, en la diócesis de Getafe, así como Paracuellos del Jarama y Los Santos de la Humosa, en la diócesis de Alcalá de Henares. Por el contrario, sale de las restricciones Morata de Tajuña, en la diócesis de Alcalá de Henares

En las zonas perimetradas los templos no podrán superar un tercio del aforo esta Semana Santa, mientras que en el resto de la región la limitación será del 50 % de aforo. Además, la actividad en los lugares de culto iniciada con anterioridad a las 22:00 horas puede concluir con posterioridad a la misma siempre que se permita a los asistentes cumplir con el toque de queda, que de momento se mantiene a las 23:00 horas.

En la web de la Comunidad de Madrid puede consultarse un mapa interactivo con las zonas.

Responsables del bien común

A principios de mes, el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, firmó el decreto con las medidas para celebrar la Semana Santa en la archidiócesis de Madrid. Según detalla, en todas las celebraciones «se han de respetar la protección de la salud y cuanto ha sido prescrito por las autoridades sanitarias, responsables del bien común» y, por ello, «las directrices contenidas en los libros litúrgicos» se aplicarán con estas precisiones:

  • En cada templo tendrá lugar una única celebración del Triduo Pascual.
  • La conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén del Domingo de Ramos se celebrará adoptando la forma segunda o tercera del misal romano.
  • En la Misa vespertina del Jueves Santo se omitirá el lavatorio de los pies.
  • En la oración universal del Viernes Santo se incluirá la intención por quienes sufren en tiempo de pandemia y la adoración de la cruz con el beso se limitará solo a quien preside la celebración.

Por quienes sufren en tiempo de pandemia

Oremos también por todos los que sufren las consecuencias de la pandemia actual: para que Dios Padre conceda la salud a los enfermos, fortaleza al personal sanitario, consuelo a las familias y la salvación a todas las víctimas que han muerto.

Oración en silencio.

Dios todopoderoso y eterno, singular protector en la enfermedad humana, mira compasivo la aflicción de tus hijos que padecen esta pandemia; alivia el dolor de los enfermos, da fuerza a quienes los cuidan, acoge en tu paz a los que han muerto y, mientras dura esta tribulación, haz que todos puedan encontrar alivio en tu misericordia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.