BoletínNoticias de la IglesiaNoticias del PapaNoticias parroquiales

Día de la Virgen de Lourdes: Recemos por los enfermos

Hoy celebramos la memoria de la Virgen de Lourdes, que se apareció en dieciocho ocasiones a Bernadette Soubirous, una adolescente pobre y analfabeta de catorce años de edad, en una gruta del paraje de Massabielle, cerca de Lourdes (Francia) entre el 11 de febrero y el 16 de julio de 1858. En resumen, el mensaje tenía tres puntos fundamentales: ​

  • Invitación a la penitencia y a la oración por los pecadores.
  • Invitación a vivir una pobreza más evangélica.
  • Solicitud de que se hicieran procesiones a la gruta y le fuera erigida allí una capilla.

Tras varias investigaciones sobre la veracidad de los hechos, el papa Pío XI ratificó definitivamente la celebración de Nuestra Señora de Lourdes al canonizar a Bernadette Soubirous en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción del Año Santo de la Redención, el 8 de diciembre de 1933.

El papa Pío XII describió los sucesos de Lourdes con las siguientes palabras:

«Y parece como si la Virgen Santísima hubiera querido confirmar de una manera prodigiosa el dictamen que el Vicario de su divino Hijo en la tierra, con el aplauso de toda la Iglesia, había pronunciado. Pues no habían pasado aún cuatro años cuando cerca de un pueblo de Francia, en las estribaciones de los Pirineos, la Santísima Virgen, vestida de blanco, cubierta con cándido manto y ceñida su cintura de faja azul, se apareció con aspecto juvenil y afable en la cueva de Massabielle a una niña inocente y sencilla, a la que, como insistiera en saber el nombre de quien se le había dignado aparecer, ella, con una suave sonrisa y alzando los ojos al cielo, respondió: «Yo soy la Inmaculada Concepción». Bien entendieron esto, como era natural, los fieles, que en muchedumbres casi innumerables, acudiendo de todas las partes en piadosas peregrinaciones a la gruta de Lourdes, reavivaron su fe, estimularon su piedad y se esforzaron por ajustar su vida a los preceptos de Cristo (…)»

Pío XII, Carta encíclica Fulgens Corona, N° 3-4

Recemos el rosario por los enfermos y atribulados

También hoy debemos elevar nuestras oraciones por los enfermos y para que la Virgen nos ayude en la lucha contra todas las adversidades, especialmente las provocadas por la pandemia del coronavirus. Especial mención merece la oración del santo Rosario que, además, permite ganar la indulgencia plenaria, siempre que se rece en familia.

En nuestra parroquia, queremos ayudaros a todos a sumaros diariamente a esta filial devoción. Por ello, en nuestra página web hemos elaborado unas entradas, donde se puede escuchar y rezar fácilmente el santo Rosario. 

Para escuchar el Rosario, pulsa en el siguiente botón: 

Jornada Mundial del Enfermo

En 1992, el papa Juan Pablo II instituyó la celebración de la Jornada Mundial del Enfermo a realizarse el 11 de febrero.

Puedes leer el mensaje del Papa Francisco para este año 2022 aquí.